Facebook Twitter Google +1     Admin

COVADONGA

 

Covadonga es una parroquia que pertenece al concejo de Cangas de Onís  y al Parque Natural de los Picos de Europa.

Pese a sus 2,54 km de extensión (parroquia), es uno de los lugares de interés más visitados de Asturias, debido a  la existencia del Santuario de Nuestra Señora de Covadonga (La Santina, para los asturianos) y a la basílica Santa María La Real de Covadonga.

Para llegar hasta allí, sólo hay que dirigirse hasta Cangas de Onis,  y hasta le valle de Covadonga hay unos 4km.

A tan sólo 11 kilómetros se encuentran los LAGOS de Covadonga, el Enol y el Ercina. Aunque en invierno, si la climatología lo permite, se puede subir en coche (carretera bastante mala), en verano, debido a que es tan estrecha, el tráfico está regulado, y sólo se puede subir en autobús (de la empresa ALSA, creo), así que os recomiendo dejar el coche en cualquiera de los parkings de la zona, y tomar el autobús (IMPORTANTE! Consultar los horarios de subida y de bajada, porque igual estais más horas de las que deseais).

Paralelo a la carretera de acceso a la Basílica de Covadonga discurre un camino peatonal (hay numerosos parkings antes de llegar) que permite disfrutar de los paisajes del valle de Covadonga, del bosque de  castaños, robles, tilos, fresnos, avellanos, nogales, arces, abedules y  alisos, entre otros,  y del río que tiene su origen( en principio subterráneo de deshielo) en una cascada que surge bajo la cueva de la virgen de Covadonga y que cae a una poza (llena de monenas, por cierto).

Alrededor de la propia Basílica de Covadonga hay varios senderos que permiten disfrutar de varias cascadas y rápidos del río.

 

El origen de la Cueva, ubicada en una de las estribaciones del monte Auseva, como lugar de culto, es controvertido.Algunos historiadores dicen que lo más verosímil es que  rey Don Pelayo y los cristianos, refugiados en la Cueva de los musulmanes, llevaran consigo alguna imagen de la Virgen  María y la dejaran allí después su victoria en la Batalla de Covadonga.

La imagen primitiva  de la virgen se perdió en un incendio. La actual talla data del siglo XVI y fue donada al Santuario por la  Catedral de Oviedo en 1778.

Dentro de la Santa Cueva, se encuentra el Panteón Real de Covadonga, donde según dice la inscripción yace Don Pelayo (aunque tamién se cree que está su Yerno el rey Alfonso I, y sus respectivas mujeres), además de la Capilla del Sagrario.

 

Por la época de D.Pleayo,gobernaba el norte peninsular desde Gijón, Munuza (bereber casado con una hermana de Pelayo), cuya autoridad fue desafiada por los dirigentes astures que, reunidos en Cangas de Onís en  el 718 bajo el liderazgo de Pelayo, tomaron la decisión de rebelarse negándose a pagar impuestos exigidos, el jaray y el yizia. Tras algunas acciones de castigo a cargo de tropas árabes locales, Munuza solicitó la intervención de refuerzos desde Córdoba.

Pelayo y su ejército astur, decidieron esperarles refugiados entre las montañas de los Picos de Europa, entre las cuevas y salientes del Monte Auseva y su propio valle, situación estrategica, que dejó al los musulmanes sin espacio para maniobrar, perdiendo eficacia. La batalla que allí se libró se conoce como La batalla de Covadonga.

Esta acción bélica se considera como el arranque de la Reconquista.No tanto porque fuese una gran batalla, sino por que la muerte de los musulmanes obligó a Munuza a huir de Gijón, para luego ser abatido a  su llegada a la meseta.El sentir popular de esta primera victoria de los cristianos sobre los musulmanes, hizo que muchos cristianos de la meseta unieran sus fuerzas al ejército de Pelayo.

 

La basílica de estilo neorománico, se asienta sobre una terraza con vistas al valle  y a los Picos, y en su entorno se puede ver la estatua de D. Pelayo, de bronce de Eduardo Zaragoza (1964), la Campanona, campana de tres metros de altura y 4.000 kilos de peso construida en 1900 en La Felguera, donada por el conde italiano Sizzo-Norris y Luis Gómez Herrero.El edificio donde se alberga la Escolanía de Covadonga,un Hotel  que tiene abierta la cafetería y el comedor a cualquier visitante, y la Casa de ejercicios, donde viven y trabajan la monjas.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris